PAVIMENTOS EXTERIORES ¡TAMBIÉN IMPORTAN!

Por Grupo Conerys decoración y consejos.

PAVIMENTOS EXTERIORES DE IPE.

PAVIMENTOS EXTERIORES en una terraza, un porche, la entrada a la vivienda, la zona que rodea la piscina… a veces nos centramos en los suelos de interior olvidando que también los pavimentos exteriores contribuyen a crear espacios y ambientes muy especiales. Deben tener unas características específicas, para resistir los cambios de temperaturas, la humedad, la presencia de insectos o las inclemencias del tiempo. Tienes multitud de modelos, fabricados en distintos materiales, tamaños y texturas y todos deben resultar tan funcionales como decorativos .

¿Cómo escoger dichos pavimentos ?

Las opciones son casi infinitas, así que no es fácil decidir qué suelo colocar en una terraza, un solárium o un área del jardín. Como primer consejo, hay que insistir en la importancia de adquirir siempre materiales específicos para exterior. Por mucho que te guste un tipo de losa, si no es apta para estar a la intemperie, no cometas el error de colocarla pensando que no tiene mayor importancia. A los pocos meses, entenderás que no ha sido una buena idea. Ten en cuenta además:

Uso del espacio:

Es fundamental tener claro el uso que vas a dar a ese espacio exterior, porque en muchos casos es esa utilidad concreta la que determina el material idóneo del que debe ser tu pavimento.

Clima:

Es algo evidente. Una casa a pie de costa, donde el aire marino (salitre) contribuye al deterioro de cualquier material expuesto, una ubicada en un lugar donde las heladas son frecuentes… son ejemplos de cómo la climatología es un factor clave a la hora de elegir pavimentos exteriores más o menos resistentes.

Mantenimiento:

También hay que pensar qué requerimientos va a exigir tu suelo exterior para lucir en perfecto estado. Por ejemplo, una baldosa de alta porosidad, puesta en un camino de jardín, requerirá extremar la limpieza para evitar que queden incrustadas partículas de tierra.

Estética:

Los suelos que decoran las zonas externas deben estar en armonía o crear bonitos contrastes con la propia vivienda, teniendo en cuenta su estilo arquitectónico: casas ultramodernas, rústicas, de paredes blancas y aires marineros…

¿Qué tipos de pavimentos exteriores tienes a tu alcance?

REVESTIMENTOS EN PIEDRA NATURAL.

Como hemos dicho, existe una gran variedad de formas y texturas para lograr suelos idóneos para cada espacio y necesidad. Entre los más habituales, puedes elegir:

Piedra natural:

Es un suelo de exterior perfecto para espacios amplios en los que quieras un toque rústico y acorde con el entorno natural. Los más utilizados son los de pizarra y cuarcita. Los tienes de formas irregulares, que imitan la que podría tener la piedra en origen, y también como losetas cuadradas o rectangulares, para que crees tus propias combinaciones. Son pavimentos muy resistentes, que prácticamente no requieren mantenimiento alguno.

Adoquines:

Con adoquines y ladrillos también puedes conseguir bonitos pavimentos de exterior formando con ellos originales diseños (círculos, espirales…). Son materiales resistentes que no necesitan mantenimiento. Como desventaja, su colocación requiere la pericia necesaria que impida que queden ranuras excesivas que puedan resultar incómodas a la hora de caminar.

Suelos en madera:

Siempre aportan un toque cálido y acogedor. Las maderas “tropicales”, tipo teca o ipe, son las más apropiadas por su dureza y baja permeabilidad. Aun así, deben ser tratadas para resistir las inclemencias del tiempo y la mayoría demanda un barnizado específico al menos una vez al año.

Baldosas cerámicas:

Por su variedad de formas y colores son una opción versátil que puede adaptarse a cualquier espacio. Recuerda que es importante elegirlas de baja porosidad y alta resistencia frente a los cambios de temperatura para evitar que acaben cuarteadas o partidas. Buena idea es también optar por baldosas cerámicas antideslizantes.

Baldosas hidráulicas:

BALDOSA HIDRÁULICA

Las actuales baldosas hidráulicas de imitación son una de las tendencias más de moda que nunca para solados exteriores, sobre todo para patios, terrazas y balcones o para darle un toque original a cualquier rincón de un porche o una azotea. Son perfectas para diferenciar ambientes (por ejemplo, una zona chill out en una gran terraza) y los materiales con las que están elaboradas, hoy en día, hace su limpieza sea muy sencilla.

Suelos de composite:

Este novedoso material, mezcla de maderas tratadas y resinas plásticas, los convierte en buena elección para suelos de exterior ultra resistentes y antideslizantes. Infinidad de modelos, formas y colores hacen que sea un pavimento apto para cualquier necesidad decorativa.

Baldosas de caucho:

Son un tipo de suelo de exterior con unas características muy particulares que lo hacen idóneo para espacios concretos. Son resistentes, antideslizantes y, además amortiguan ligeramente cualquier impacto. Buena idea, por ejemplo, para una zona de columpios y juegos infantiles al aire libre.

Hormigón impreso/cemento pulido:

Suponen otra manera de cubrir un área exterior sin las divisiones que implican las baldosas. Son recomendables para espacios amplios, en los que se requiera una superficie lisa, resistente y sin mantenimiento. Un camino de entrada a la vivienda, una zona de garaje, un patio… son solados que encajan a la perfección con casas de diseño moderno y funcional.

La variedad y las posibilidades de los suelos de exterior es tan extensa o más que las que ofrecen los interiores, por lo que deberás valorar las características de tu vivienda y elegir aquel que te resulte más cómodo de mantener y que reúna perfectamente las condiciones de confort, estética y durabilidad.

En Grupo Conerys trabajamos con todos ellos , por lo que si necesitas algún consejo puedes ponerte en contacto con nosotros y te ayudaremos a elegir el mejor para tu vivienda. Info@grupoconerys.es