Colores de pintura

El estilo decorativo

El estilo decorativo que elijas con el que deberá buscar la máxima armonía y equilibrio. Antes de elegir la pintura, piensa en cómo vas a decorar esa habitación. Un salón clásico, con muebles voluminosos y robustos, pide unas paredes que aporten ligereza. Las tonalidades claras: celestes, malvas, beige, ocres suaves… irán muy bien, mientras que la gama de marrones y grises oscuros, tal vez, contribuya a sobrecargar ese espacio y a hacerlo menos agradable. En este sentido, no olvides tener en cuenta los futuros textiles que incorporarás a cada estancia: cortinas, alfombras, cojines… puedes utilizar la pintura como prefieras: bien para conseguir realzar estos elementos (eligiendo tonalidades neutras que hagan que destaquen) o bien optando por un color que cree una perfecta armonía con ellos (de los mismos tonos), consiguiendo, así, integrarlos en el propio espacio haciendo que casi pasen desapercibidos.

El uso que vayas a dar a cada espacio

El color de la pintura transmite sensaciones. Tenlo presente a la hora de elegir pintura, porque las tonalidades de las paredes de una habitación llegan a influir incluso en el estado de ánimo de quien se encuentra en ella. Un suave celeste pastel puede ir genial para un dormitorio en que quieres un ambiente que invite al relax, mientras que un rojo vivo y brillante puede ir perfecto en una cocina moderna a la que quieras aportar alegría y dinamismo.

Las propiedades y el acabado de cada tipo de pintura, también importa

No te fijes solo en los tonos que más te gustan y que crees ideales para tu casa. Existen distintos tipos de pinturas, con características importantes que debes conocer para no equivocarte al elegirlas. En primer lugar, debes descubrir y valorar la composición de cada pintura, porque de ella va a depender, en gran medida, el acabado final y su mayor o menor durabilidad. Tienes pinturas plásticas al agua, las más comunes y las que mejor resultado dan en la decoración de paredes de interior que no requieran cuidados especiales (salones, dormitorios, recibidores, pasillos…). Si tus pareces están ya pintadas en el mismo tono que has elegido, pero quieres reavivar el color y eliminar el deterioro propio del paso del tiempo, te valdrá una pintura monocapa de este tipo. Si tu pared está muy deteriorada, opta, mejor por una que requiera doble aplicación. También puedes elegir pinturas sintéticas o acrílicas, más resistentes, ideales para baños y cocinas (las tienes incluso para pintar azulejos y evitar picar y tener que retirarlos) y disponibles, además, en acabado mate o brillante. Recuerda que un acabado brillante requiere una pared en perfecto estado, absolutamente lisa, para evitar que las posibles imperfecciones destaquen más de lo deseable. Entre las pinturas más novedosas se encuentran las ecológicas, libres disolventes y de cualquier sustancia que pudiera ser tóxica.

Algunas ideas decorativas inspiradas en las tendencias más novedosas

En cualquier reforma del hogar, pintar es una de las partidas más “agradecidas” y de las que, seguro, más disfrutarás. Una pintura nueva es capaz de transformar cualquier estancia y entre las últimas tendencias que pueden servirte de inspiración tienes: Los tonos que llevan la naturaleza a cada habitación están más de moda que nunca. Se impone, por ejemplo, el verde, en cualquiera de sus mil matices, desde los más oscuros, que nos trasladan al interior de un bosque, hasta el verde lima, para espacios ultramodernos y rompedores. También los rojizos y marrones que recuerdan al otoño, son tenencia al igual que los azules, desde el celeste pastel, hasta el azul noche… son propuestas que han llegado con fuerza en este 2019. A nivel decorativo, los contrastes ganan protagonismo. Una pared pintada en una tonalidad distintas al resto de las que forman la habitación, para captar la atención visual, o un punto de color, tal vez enmarcando ventanas y puertas son dos soluciones que ponen una original nota de color extra. Como última e innovadora propuesta, la pintura llega a las paredes de cocinas y baños, que se alicatan solo hasta la mitad y, tras una bonita cenefa, apuestan, en la parte superior, por el color en forma de pintura en tonalidades vivas como el rojo, el burdeos, o los amarillos. Son solo algunas ideas con las que transformar tu casa poniendo en práctica un nuevo concepto del color que llenará de vida tus paredes.

437total visits.

By :
Comments : Off
About the Author